Alonso Arreola | Pablo Solís Vega
alonso arreola, alonso+carballo, three bellow, bajista mexicano, laba taller, clases de bajo, la barranca
770
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-770,ajax_updown,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-3.7.4,vc_responsive

Pablo Solís Vega

“Son para cuatro cuerdas”

 

La canción está definitivamente inspirada en la música latina, particularmente del son cubano y el son jarocho. Está en clave de son 2-3 y tomé ayuda de un cuatro venezolano (hermano de la jarana jarocha) para encontrar la progresión de acordes, todos acomodados en escala de FA natural. De hecho, está originalmente pensada para ser acompañada por este instrumento, por eso el título, aunque finalmente las limitaciones del ejercicio me llevaron a dejar el bajo solo, en su estado natural.

La vida, afortunadamente acompañada por las clases de Alonso, me ha llevado a buscar mi identidad en las raíces, particularmente en la música de nuestra región, Latinoamérica. De “Not Made In China” pasé a “La Ricachona” y en definitiva quise plasmar un sonido que hiciera referencia a ese legado. Algún día escuché a alguien decir que sin tradición no hay vanguardia y ese es el camino que por ahora exploro.

Se puede decir que el material de LaBA está claramente influenciado en este trabajo, desde la clase número 1 hasta el día de hoy, 5 años después. Progresión de acordes según su función, ejercicios de rítmica, cuerdas al aire, posición de la mano derecha, el libro “El Verdadero Bajo Cubano” de Carlitos del Puerto y sobre todo el “Freeplay” de Stephen Nachmanovich.